Las Ermitas de Lloret

Las Ermitas de Lloret

Desde el Hotel Acapulco de Llorest os recomendamos que descubrais las ermitas de Lloret.

Salís desde el paseo marítimo en dirección sur, y giráis a la izquierda por el paseo Just Marlés hasta llegar a la gasolinera, al lado de la rotonda de la estación de autobuses. Si seguís la acera, un poquito más arriba, encontráis el Cementerio de Lloret de Mar. Vale la pena pararse un momento para visitar los distintos monumentos mezcla del neogótico y del modernismo, discípulos del maestro Gaudí que dejaron su huella en los mausoleos e hipogeos del cementerio.

Cementiri-modernista

Salís del cementerio por su salida norte y andáis 200 metros por el camino de arena que os lleva a la primera de las ermitas: Sant Quirze. Esta es la ermita más antigua del pueblo (de antes del s.XI) pero actualmente no tiene más uso que el que se la da durante la celebración de su fiesta anual, a medianos del mes de junio.

Descendéis el camino a la izquierda hasta llegar nuevamente a la carretera y la seguís a la izquierda, como si os alejarais de Lloret por la misma carretera. Pasaréis por delante del Water World, el parque acuático más grande de Europa, y más allá, la urbanización Mas Romeu. Tras unos veinte minutos, aproximadamente, ya veréis el campanario de las Alegries, la que fue la primera parroquia del pueblo de 1.079 a 1.522.

les alegries

Esta ermita ha sido restaurada estos últimos años y vale la pena visitarla. Además, durante el año se celebran en ella diversas fiestas. Es posible que podáis disfrutar de alguna.

Saliendo de las Alegries, cruzamos la carretera y seguimos por un caminito entre campos de cultivo. Pasamos por delante de la Depuradora de Lloret y ascendemos por la carretera hasta romper a la derecha con el camino que nos lleva al monumento del Angel y Sant Pere del Bosc. El primer monumento lo encontráis a unos doscientos metros del cruce.

Este monumento fue erigido el año 1904 para celebrar el día de la Mare de Déu de Gràcia, y como homenaje al poeta Mossèn Cinto Verdaguer, que había visitado el pueblo seis años antes. Para llegar a él, hace falta abandonar el camino y ascender montaña arriba por un camino hasta llegar a la cima de la colina de Ses Pedres Lluïdores. Una vez visitado, descendemos la montaña por el otro lado, hasta volver a coger el mismo camino que habíamos abandonado antes, unos centenares de metros más allá.

mare deu gracia

A partir de aquí sólo debéis seguir este camino, amplio y de arena. Pasaréis primero por la capilla de la Mare de Déu de Gràcia, un pequeño monumento erigido por Puig y Cadafalch el año 1898, y la Creu de Terme, un poco más arriba, proyectada por el mismo arquitecto fruto de la restauraión conjunta de Sant Pere del Bosc, a finales del siglo XIX y alzada con piedra de Montjuïc.

Unos metros más allá, ya podéis ver los tejados de Sant Pere del Bosc, alzando la cabeza por encima de las copas de los pinos.

sant pere del bosc

Sant Pere del Bosc es un antiguo monasterio benedictino del siglo X reconstruido en forma de hotel y restaurante a finales del siglo XX, pero que vale la pena visitar.

A partir de aquí tenéis dos opciones: volver por donde habéis o seguir el camino a la derecha, en dirección a los bosques que parten los términos municipales de Lloret con los de Blanes, hasta llegar a la Costa d’en Gallina y descender por las calles de esta urbanización hasta enlazar con la carretera de Blanes y Lloret.

Si escogéis esta opción, deberéis cruzar la carretera por la rotonda del restaurante El Reno y el Gnomo Park y ascender la carretera que os llevará a la playa de Santa Cristina, donde podréis visitar la última de las ermitas del pueblo.

santa cristina

Santa Cristina es una ermita blanca, austera, enclavada al paisaje como una parte más del bosque de pinos y encinas, entre la “murtra” y la sal de mar. Patrona del pueblo, Lloret celebra su festividad cada 24 de julio.

Desde aquí volvéis a ascender por la carretera en dirección al barrio de Fenals, y desde aquí, en dirección a la playa de Lloret, donde termina este recorrido.

Debéis saber que si escogéis la primera opción (Lloret-Sant Pere del Bosc-Lloret), el recorrido total es de unos 12 kilómetros, y tardaréis unas dos horas y media o tres en hacerlo; en cambio, si la opción es la segunda (Lloret-Lloret pasando por todas las ermitas) el recorrido es de 18,50 kilómetros y tardaréis aproximadamente unas cuatro horas en terminarlo...

Mas información en la recepción del Hotel Acapulco Lloret. ;)

COMPARTIR:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información
Más información